Domingo 13 de agosto de 2017, 00:40

Emergencia y Desastres Agropecuarios analizó la situación en la región

En representación de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, a cargo de Santiago Hardie, el subsecretario de Coordinación Política del Ministerio de Agroindustria, Hugo Rossi, encabezó la reunión de la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios (CNEyDA), propiciando al Ministro de Agroindustria para que homologue los decretos provinciales de emergencia y/o desastre agropecuario de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Chaco.

Cabe recordar que la provincia de Buenos Aires presenta diversos decretos entre los que se encuentran declaraciones de estado de emergencia y/o desastre agropecuario por inundaciones para las explotaciones rurales de los partidos General Arenales, Lincoln, Daireaux, Guaminí, Bolívar, General Pinto, Hipólito Yrigoyen, General Villegas, Rivadavia y Pellegrini.
 Ante las necesidades planteadas por los productores respecto al estado de los caminos, el subsecretario Rossi recordó que para los municipios afectados por la emergencia, se lanzaron dos líneas de leasing de 125 millones de pesos cada una, a través de Nación Leasing y Provincia Leasing, para la compra de maquinarias viales por parte de los municipios declarados en emergencia y/o desastre agropecuario. Las mismas cuentan con un descuento del 10% en la compra de maquinarias viales, e incluyen doce cuotas adicionales a las 36 que tienen habitualmente las compras de maquinaria.

 

Reclamo elevado

 

El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, le reclamó al gobierno de María Eugenia Vidal que informe sobre las obras proyectadas con el objetivo de evitar inundaciones en distintos puntos del territorio, tal como lo anunció al declarar la emergencia hídrica en la Provincia.

Puntualmente, el pedido fue enviado al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Gigante, con la intención de que brinde un detalle de cada uno de los trabajos y acciones a realizar tanto para prevenir estas situaciones como para garantizar el escurrimiento superficial de las aguas.

Dentro de este pedido, la Defensoría quiere saber cuáles son los municipios en los que se ejecutarán obras, una descripción de las mismas, el presupuesto y el plazo asignado y la fecha posible de inicio de cada una de ellas.

“Cuando declaró la emergencia hídrica, la Provincia prometió respuestas acordes y urgentes para enfrentar el drama que significan las inundaciones, por lo que queremos saber qué y cuándo hará las obras prometidas para evitar que estas situaciones sigan poniendo en jaque a los bonaerenses”, precisó Lorenzino.