Jueves 14 de septiembre de 2017, 06:57

Trabajadores de ARBA reclamaron contra el control biométrico de asistencia

Un grupo de trabajadores de Agencia de Recaudación (ARBA) organizados en asamblea realizaron una protesta para pedir mejoras en las condiciones laborales y rechazar la implementación de datos biométricos para el control de acceso al edificio de La Plata.

Según denunciaron los trabajadores en un comunicado, mientras la sede tiene serios problemas edilicios y para ello citaron como ejemplo que tras una reciente tormenta se desprendió parte del tercer piso, “se destinaron 6 millones de pesos” para  el sistema de control de ingreso y egreso de los empleados.

A fines de mayo, una resolución publicada en el Boletín Oficial bonaerense informó que se iba a implementar el sistema para brindar mayor seguridad y controlar la asistencia. Esto generó el rechazo de muchos de los empleados y en sus primeros días de aplicación generó caos en el ingreso del personal por el mal funcionamiento. En este contexto, hoy varios de los empleados participaron de una ruidosa protesta en la entrada a la sede platense.

Desde ARBA, reconocieron que “un grupo de no más de 30 empleados nucleados en ATE” participaron de una protesta “fuera del edificio”, sobre una entrada de calle 45, al tiempo que afirmaron que el sistema biométrico, que además de para controlar la seguridad sirve para chequear la asistencia “funciona perfectamente bien desde hace aproximadamente un mes” tras “una serie de inconvenientes menores  “propios del proceso de puesta en marchar”.

Al mismo tiempo, indicaron que “hubo un planteo administrativo de un grupo de empleados que se niegan a entregar sus datos para ser controlados. Ese reclamo pasó por todas las instancias legales, incluyendo los organismos de la constitución, que determinaron que el sistema puede implementarse”.

Además, el reclamo apuntó contra la pérdida de poder adquisitivo, los descuentos al incentivo que cobran sus agentes cuando se tomen licencia y la transferencia de recursos hacia quienes detentan cargos jerárquicos.