Miércoles 13 de septiembre de 2017, 15:20

Caja negra policial: reconocen que es una práctica "de muchísimos años"

El director de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, aseguró hoy que el manejo irregular en el dinero destinado a horas extra en esa fuerza, por lo que fue intervenida la Comisaría Primera de La Plata, "es un modus operandi de muchísimos años".

Además, recordó que el año pasado ya habían desmantelado la cúpula de esa seccional por el mismo motivo, y que a pesar del cambio de los efectivos, "la lógica es la misma". "Esto no es de ahora, es un modus operandi de muchísimos años para atrás. Es algo de todos los días", sostuvo.

Ayer, el ministerio de Seguridad bonaerense intervino la comisaría por presuntas irregularidades en el cobro de horas adicionales, en las que estarían en juego unos 800 mil pesos, y desafectó a siete policías, entre ellos al titular de la seccional.

Berra detalló que la investigación comenzó hace varios meses y que cuando el 1º de septiembre realizaron una auditoría preventiva, encontraron "alrededor de 800 mil pesos en la caja de seguridad de la comisaría". "La justificación que dio el titular de la dependencia fue que correspondía a dinero de policía adicional que no se había pagado, que se estaba adeudando a efectivos que no habían ido a cobrarlo", contó.

En este contexto, el fiscal que investiga Marcelo Martini aseguró que "es un claro caso de corrupción" y agregó que "en principio, hay una defraudación al erario público y malversación de fondos”. Si bien las autoridades de la dependencia policial dijeron que era dinero destinado al pago de los servicios adicionales en oficinas públicas o comercios de la jurisdicción, llamados horas Polad, se encontraron planillas con firmas que serían apócrifas y nombres de personas que supuestamente cobraban pero que declararon que no era así.

En declaraciones a radio Provincia, Martini aseveró que ya se determinó que "hay dos efectivos que figuraban como que estaban cobrando y no cobraron" y añadió que "es un claro caso de corrupción policial". En ese sentido, Martini expresó que “Asuntos Internos constató una serie de irregularidades en la comisaría primera. En principio se trata de irregularidades administrativas con relación a las horas Polad, ahora veremos si hay delito penal”.

“Son montos grandes, no es una caja chica, cuyo total voy a precisar con pedidos de informes a los ministerios y arqueos de caja. Cada comisaria tiene un presupuesto, ahora tengo que verificar si hubo ilícitos penales en el manejo de esa caja”, apuntó. Y afirmó que “este es un claro caso de corrupción. En los casos que yo tengo hay dos que no pudieron justificar, que figuran que están cobrando y no cobraron".