Sábado 13 de enero de 2018, 08:04

Tensión en Liniers por el desalojo de manteros

Con orden judicial, la Policía de la Ciudad montó un fuerte operativo en la madrugada y tras la salida del sol avanzó, cerca de las 6:30, en las inmediaciones de Rivadavia, a metros de la avenida General Paz y la estación del tren Sarmiento.

"Queremos trabajar, queremos trabajar", cantaban los puesteros pasadas las 10:00 en Rivadavia y Montiel, con carteles que rezaban: "Somos familias, no somos una mafia, estamos trabajando".

Apoyados por la Policía, funcionarios de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad levantaron y destruyeron con amoladoras los puestos de chapa instalados sobre las veredas, aparentemente de manera irregular o con la habilitación vencida.

También se realizó la clausura de más de 10 depósitos donde se guardaba mercadería destinada a la venta ilegal, que funcionaban tanto en habitaciones de hotel como en casas alquiladas en zona residencial.

Allí se clausuraron 7 talleres clandestinos y se incautaron más de 800 bultos de mercadería, que contenían indumentaria, artículos de marroquinería, accesorios de celulares y celulares de dudosa procedencia.