Viernes 21 de abril de 2017, 06:33

Por los encharcamientos, hay menor rinde en los lotes de soja

Como consecuencia de las lluvias caídas en el último tiempo se ha visto retrasada la cosecha de la soja, no sólo por el anegamiento de los campos sino también por el mal estado en el que han quedado los caminos luego del temporal.

El ingeniero del INTA, Milton Sabio, habló sobre el tema y expresó que “hay mucha preocupación por la situación hídrica en el partido de Junín y la zona. Estamos transcurriendo un ciclo húmedo, con excesos hídricos en toda la cuenca del Río Salado como del Arrecifes, y también en el resto del país. En este último período hemos tenido dos momentos críticos, que fueron las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Ahora ocurrió nuevamente para Semana Santa y fueron momentos de lluvias concentradas, fuertes y en corto tiempo, los campos están con excesos hídricos y no tienen más posibilidad de seguir absorbiendo agua y se están produciendo pérdidas importantes en los lotes. Debido a esto no se está obteniendo el peso por gramo que estaba previsto. En resumen, tenemos doble pérdida: por encharcamiento y por pérdida de peso en el grano”.

“No sé si será una de las peores cosechas, tendremos que esperar hasta el final y los promedios cuando se termine la campaña. Pero no será la expectativa que teníamos allá por diciembre, con un medio climático excelente. Los productores habían sembrado todo lo que se podía y hubo una gran inversión esperando buenos rindes, pero eso no se va a dar.  Los caminos están muy mal, hay máquinas encajadas y todo se complica al momento de la cosecha”, puntualizó.

Consultado acerca de si se esperaba este fenómeno, el ingeniero dijo que “no se previó esta situación. El año pasado, en Rojas, hubo lotes que dieron hasta 7.000 kilos. Este año, los mismos lotes, que están en lugares altos, están rindiendo 4.500 kilos”.