Martes 28 de junio de 2016, 07:11

Las obras de la administración meonista que está investigando Lisazo

No sólo se trata de la pista de atletismo en construcción. La fiscal Vanina Lisazo, titular de la UFIJ Nº 6, también avanza en la investigación sobre otros temas de la obra pública durante la administración municipal de Mario Meoni.

En este marco, la funcionaria amplió ayer que también se está avanzando en la repavimentación del Camino al Balneario (primer tramo), el Automoto Club Junín, el Autódromo, las casas del Plan Federal, distintos proyectos viales, el canje de terrenos de la terminal de ómnibus, entre otros que van surgiendo a medida que avance la causa iniciada.

En una nota exclusiva publicada por LA VERDAD el domingo, la fiscal había confirmado el inicio de una investigación de oficio, a partir de declaraciones públicas efectuadas por el actual secretario de Obras Públicas del municipio, Diego Frittayón, sobre irregularidades advertidas en la obra de construcción de la nueva pista de atletismo, publicadas por este medio.

De este modo, arrancó con una causa caratulada “Averiguación de ilícito”, y en este marco, el jueves pasado estuvo sentado exponiendo la situación el propio denunciante, Diego Frittayón. Para el actual secretario de Obras Públicas, las irregularidades detectadas “van mucho más allá de lo administrativo, por lo cual nos corresponde investigar”.

“Estuvo ocho horas declarando”, aseguró la fiscal, quien se hizo eco de una denuncia pública y decidió actuar de oficio.

Ayer, ante los micrófonos de LT 20, la funcionaria judicial volvió a aclarar que por el momento “no hay una imputación, no hay una acusación hacia un individuo, sino lo que se va a tratar de hacer es indagar sobre supuestas irregularidades de cosas que no se hicieron o lo hicieron mal, de faltantes”.

Sobre el proceso que lleva adelante, Lisazo manifestó: “Hay que empezar a tirar de un hilo y luego se verá lo que hay, citando exfuncionarios y contratistas, buscando los pliegos de licitación por ejemplo. En esta etapa hay que analizar mucho papel, mucho testimonial, uno dirá una cosa, otro algo diferente, por eso luego necesitamos la ayuda técnica de un ingeniero o un arquitecto para que nos explique si cada una de las obras corresponde a lo que se solicitaba en los pliegos, si hay faltas económicas en cada propuesta, etc. Se necesita mucho la ayuda técnica de contadores y arquitectos”.

Asimismo, subrayó que “tengo algunas fechas de citación para actores menores, de reparto. Lo ideal siempre es empezar desde abajo, desde la gente que nos pueda aportar detalles que nos vayan sumando. Una investigación es como un rompecabezas que hay que armar, se empieza por la pieza o el dato que se conoce y a partir de allí se va armando para convencernos de que la causa puede llegar a buen puerto”.

Por otra parte, Lisazo explicó que “lo que se anunció y no se hizo no significa un daño para el municipio porque no hubo erogación, entonces no hay daño para el municipio. Lo que se pagó y no se hizo, sí. Hay algunas de esas cosas. Podría haber alguna sorpresa”.

“Lo que quizás la gente no ve es que hacemos muchas causas de oficio, por ejemplo en lo que tiene que ver con la prostitución y la trata. Le pedimos a la gente mucho apoyo, porque si todos pedimos una sociedad mejor, que haga su aporte. Está bien que nos pidan respuestas, pero hay que colaborar, la justicia no es una isla que hay que dejar sola”, concluyó.

 

García. El concejal de Concertación Plural, Marcelo García, opinó que “el año pasado el Concejo Deliberante parecía una inmobiliaria porque se hablaba de predios y buscaban inversores, y se le daban facultades al Ejecutivo para otorgar el predio de 36 hectáreas, o del fideicomiso, y mucha obra pública en sí, porque tenían mayoría en el Concejo”.

“Siempre se vieron cuestionadas las obras en nuestra ciudad y siempre están las mismas personas involucradas”, subrayó, en declaraciones a LT 20 Radio Junín.

García dijo que “seguramente habrá responsables, porque hubo ordenanzas en un contexto donde la gestión anterior tenía mayoría en el Concejo, y le daban la llave para que el intendente Meoni haga lo que se le parezca”.

También recordó que “las votaciones fueron nominales y pueden analizarse los argumentos dados en su momento”, y reflexionó que “deberíamos presentarnos como particulares damnificados, porque somos representantes del pueblo”.

“Acá ha sido muy sonado en los pasillos quién confeccionaba las obras públicas, y se cuestionaba el tema de las refacciones en entidades escolares a través del Consejo Escolar. Esto también debería investigarse y avanzar en otras áreas, además del Ejecutivo en sí, porque pudo haber sectores favorecidos”, agregó.

 

Aguiar. “Me parece que el camino correcto a seguir es que la Justicia actúe de oficio si lo considera conveniente, y deben citar a los funcionarios que hacen este tipo de declaraciones para que no quede solamente en declaraciones periodísticas”, dijo el concejal y asesor meonista en el BAPRO, Santiago Aguiar.

A pesar del rol de control que estipula la Ley Orgánica de las Municipalidades, para el edil de Junín para la Victoria “los concejales no podemos ser jueces de la gestión municipal”.

Sobre el tema que ocasionó polémicas desde sus inicios y ahora investiga la Justicia, resaltó que “la obra que se está hablando está concesionada a la empresa Rowing, encargada de la terminal de ómnibus y el edificio de calle Liliedal. Si hubiera algún tipo de desprolijidad o incumplimiento, sería de fácil detección”.

Según recordó, “en su momento, hemos discutido mucho está cuestión cuando apareció Edelweis que fue la que inicialmente presentó el proyecto de iniciativa privada de traslado de la terminal y que luego al licitarse, ganó la empresa Rowing. Luego hubo una judicalizacón del tema, como el caso del centro de logística sobre la ruta 188”.

Al respecto, aclaró que “muchas veces los concejales tenemos limitaciones técnicas para el análisis minucioso de determinadas cuestiones que nos exceden a las capacidades individuales de cada uno. Yo soy economista, tengo limitaciones en otras áreas”.

“En el Concejo analizamos son procesos que estén bien hechos, los procesos burocráticos, los análisis políticos siempre se mezclan. Si se cumplen los requisitos de la licitación, no podemos hacer más que eso. Nos excede el análisis técnico de los procedimientos y proyectos, que discutimos desde la política que se mezclan en las votaciones, por eso es bueno que la Justicia participe”.

“No podemos ser jueces de la gestión municipal”, relativizó el concejal, que tiempo atrás –durante sus campañas electorales- fuera un gran opositor al gobierno meonista, una posición que hoy se modificó tras ser nombrado asesor del exintendente en el Banco Provincia.

“Eventualmente de demostrarse irregularidades, podría generar un impacto político, pero para todo eso hay que llegar a una sentencia, transitar por una investigación y no podemos juzgar a las personas porque se inició una investigación de oficio”, agregó.