Jueves 14 de septiembre de 2017, 07:31

Ingenieros agrónomos siguen peleando por tener un colegio propio

Ante la falta de representatividad del Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (CIPBA), un grupo de asociaciones de ingenieros agrónomos de la provincia, busca escindir a la profesión del actual Colegio. Es por ello que la RAIABA, Red de Asociaciones de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Buenos Aires, plantea la decisión de independizarse del actual cuerpo colegiado al cual pertenece.

No es una novedad que los agrónomos bonaerenses desean formar su propio colegio, para de ese modo jerarquizar la profesión y, sobre todo, depender de una institución que entienda las realidades y necesidades específicas de esta rama de la ingeniería. En la década del 90, ante un reclamo muy parecido al actual, el CIPBA determinó la creación del Departamento de Ingeniería Agronómica. Aunque lejos fue de ser una solución, ya que apenas se trata de un órgano consultivo. Es decir, para cualquier cuestión, los agrónomos tienen que recurrir o pedir permiso al Consejo Superior del Colegio, que entre sus integrantes no tiene a ningún agrónomo.

En el mes de enero, el proyecto de la creación del colegio tenía media sanción en la Cámara de Diputados, ahora van por la aprobación en el Senado provincial. Pero siguen esperando.

 

La situación en actual. El ingeniero agrónomo Daniel Schon, presidente de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Junín, explicó que “las razones por las que queremos tener nuestro colegio son bastante fuertes. En principio, porque no tenemos ningún tipo de representación en el colegio actual que, además, consideramos que tiene una serie de vicios en su funcionamiento. Es un colegio que no ha defendido los intereses de la profesión y con el tiempo hemos ido perdiendo muchísimas incumbencias profesionales. Si analizamos fríamente los números de las matrículas de las facultades donde se dicta agronomía en la provincia de Buenos Aires, han ido decayendo con el correr del tiempo. La única excepción, es la UNNOBA, ya que es la más nueva de todas. La profesión ha pasado a ser poco interesante y hay un colegio que no está haciendo bien su trabajo”.

“La provincia de Buenos Aires es la única de las provincias pampeanas con producción importante que no tiene colegio propio. Hay en Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y el trabajo allí es muy bueno. En Buenos Aires no hay una ley fitosanitaria, hay anarquía en cuanto a las ordenanzas municipales de los distintos partidos y nosotros podríamos trabajar en ello. Este tipo de representación, hoy no la tenemos”, contó.

 

El Consejo Superior. Acerca de la representación en el Consejo Superior, relató que “no hay ningún agrónomo en su conformación y ese es un punto muy importante. El Colegio de la Ingeniería de la Provincia tiene unos 9000 matriculados, ingenieros agrónomos son 1600, un 20%, y ninguno en el Consejo Superior. Otro punto es que en la provincia, hay un total de 14000 ingenieros agrónomos y son pocos los matriculados, algo no se está haciendo bien”.

 

El pedido. El pedido de la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Buenos Aires ya cuenta media sanción en la Cámara de Diputados, ahora van por la aprobación en el Senado provincial.

“Senadores tiene un funcionamiento diferente al de Diputados. Es un año electoral y esto complica la sanción de leyes. Estimamos que esto va a tener definición después de octubre. Nuestro proyecto ya fue tratado por la comisión de Legislación General y fue aprobado. Ahora apuntamos a que, luego de las elecciones, el proyecto vuelva a tomar cuerpo y tener la cuestión definitivamente resuelta antes del cierre de las sesiones de este año”, finalizó Schon.