Viernes 20 de mayo de 2016, 10:21

Estudiantes del Profesorado de Historia presentaron una investigación sobre el rol de los empresarios en delitos de lesa humanidad

Estudiantes de cuarto año del profesorado de historia del Instituto N° 129 presentaron, el 18 del corriente mes, en esa unidad académica, el informe de dos investigadores que expusieron sobre la responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad. La antropóloga Alejandra Esponda y el historiador Alejandro Jasinski  integrantes del equipo  que realizó la investigación, expusieron en un salón colmado de alumnos/ profesores y público invitado.

Se presentó la investigación sobre 25 empresas, de todo el país, realizada en forma conjunta por un equipo interdisciplinario, del Programa Verdad y Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Secretaría de Derechos Humanos, el Centro de Estudios Legales y Sociales y, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Los disertantes describieron el rol que tuvieron las direcciones empresariales, en la comisión de delitos de lesa humanidad, sufridos por trabajadores y trabajadoras, y la relación establecida con las fuerzas armadas y de seguridad, en la organización y ejecución de la represión.

Se ejemplificó sobre, los casos del ingenio La Fronterita en Tucumán y Dálmine Siderca en Campana. Detallando cómo integrantes de esas empresas colaboraron con las fuerzas represivas, facilitaron los operativos de detención y secuestro y, algunos casos, los centros clandestinos de detención funcionaron en la propia planta.

Destacaron los investigadores que la variedad, gravedad e impacto de este accionar empresarial y su centralidad para la tarea represiva, volvió insuficiente el uso de términos como “complicidad” o “colaboración”, que denotan un papel complementario o subsidiario respecto de una acción desarrollada por otro actor. A partir del análisis de esta evidencia se optó por señalar que existe una “responsabilidad empresarial” respecto de estas políticas represivas.

 Al finalizar alumnas y un docente, agradecieron a los disertantes el  aporte de sus experiencias de investigación, así como el testimonio histórico sobre delitos de lesa humanidad, que conforman el pasado argentino reciente y  aún están siendo juzgados.