Viernes 21 de abril de 2017, 08:11

Destacan una baja notoria de casos de mortalidad materna en el último año

La mortalidad materna experimentó una significante baja en el último año, y eso se debió a un conjunto de factores producto del trabajo realizado desde las distintas regiones sanitarias bonaerenses.

En nuestra ciudad, la doctora Mercedes Luna, referente local en la materia, explicó cuáles son algunos de los motivos por los cuales se llegó a estos resultados.

En diálogo con el programa ‘Amanece que no es poco’ que emite a diario LT 20 Radio Junín, Luna sostuvo que “se trabaja coordinadamente con hospitales provinciales y municipales para hacer la vigilancia de la mortalidad materna y para implementar otras medidas que aseguren una atención de calidad a las mujeres”.

En el mismo sentido, la profesional explicó que “la vigilancia también incorpora a los centros privados, esta baja en la mortalidad materna es para todas las mujeres de la Provincia. Para aquellas que se atienden en el sistema público como para las que lo hacen bajo el sistema de obra social o privado”.

La entrevistada marcó seguidamente que “el plan de bajar la mortalidad materna lleva unos 15 años, se han ido haciendo diferentes acciones tendientes a mejorar la calidad de la atención en los diferentes lugares. La Ministro y su equipo habían armado un programa nacional que comenzó a aplicarse en la Provincia en el año 2010. Esa capacitación,  los recursos humanos, el aumento de la tecnología y la vigilancia activa fueron haciendo que los indicadores cambien, aunque no tanto como en este último tiempo”.

 

La importancia de controlar. Ahondando, Luna explicitó que el año pasado, cuando Zulma Ortiz se hizo cargo del Ministerio de Salud de la Provincia, inició un grupo de vigilancia de mortalidad materna.

“Este tema es más importante en el conurbano, aunque el año pasado hemos tenido en nuestra región una muerte. La muerte materna tiene distintos componentes, y diferentes intervenciones. Muchas veces las mujeres llegan sin controles al momento del parto y uno hace el diagnóstico tardío de enfermedades que puedan llevarlas a la muerte, como la hipertensión o la diabetes producida por el embarazo, por ejemplo”, ejemplificó la doctora.

“El aumento de los controles y la mejora en la entrega de los turnos para control han mejorado. El aborto inseguro sigue siendo la principal causa de muerte materna en nuestra provincia y en el país. En los últimos años hemos tenido también, acá en Junín, casos de mujeres que han venido a parir sin ningún control previo. En Junín en todas las unidades sanitarias se hacen los controles prenatales. La idea es que todas las mujeres que viven en el barrio se puedan controlar, cualquiera sea la edad”, completó.