Viernes 20 de enero de 2017, 08:49

Conferencia sobre Lingüística en Estación de Arte 847

En el cuadro de Gustave Doré “La confusión de las lenguas” puede advertirse una de las tantas representaciones que se asocian al origen múltiple y caótico de los idiomas, asociado en esa célebre pintura a la mítica Torre de Babel. La preocupación por el lenguaje no fue sólo una curiosidad babilónica. Platón en su diálogo “Crátilo” ya se planteaba, como escribiría Borges en “El Golem”, si el nombre es arquetipo de la cosa. San Agustín y Occam a lo largo del medioevo no permanecieron ajenos a la cuestión de una teoría de los signos. Desde ese entonces los intentos por abordar la naturaleza del lenguaje se han intensificado profusamente (Rousseau, John Wilkins, Wittgenstein, Saussure, Chomsky, Eco para dar sólo algunos nombres al azar de autores que no han podido evitar dicho tópico.)

Actualmente, el estudio del lenguaje se ha vuelto materia de las más rigurosas aproximaciones científicas. En esa dirección se ha concentrado los extraordinarios esfuerzos del Dr. Damián Blasi, quien ofrecerá a la comunidad local con entrada libre y gratuita el próximo martes 24 a las 20 hs en Estación de Arte 847 (ubicada en Lartigau 847) una conferencia que llevará por título “El lenguaje y las Lenguas del Mundo”. En la misma el Dr. Blasi procurá plantear y elucidar de una manera amena el siguiente interrogante: ¿Qué une y qué diferencias a las muchas lenguas que se hablan en el mundo? Dicha disertación se enmarcará en el campo de investigación, sumamente relevante en el mundo académico actual, de la lingüística comparativa.

Damián Blasi es Magister en Física Estadística por el Instituto Balseiro y Dr. en Matemáticas aplicadas y Ciencias de la Computación por el Instituto Max Planck de Leipzig (Alemania). Su labor científica continúa en el presente en el departamento de Lingüística comparativa y en el laboratorio de Psicolingüística de la Universidad de Zurich (Suiza). Ha sido disertante, entre otros ámbitos académicos internacionales, en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y en la Universidad de Cambridge.