Seguinos en
Buscar en La Verdad
Junín. Miércoles 22 de octubre de 2014
INICIO  ·  LOCALES^  ·  POLÍTICA  ·  ECONOMÍA  ·  POLICIALES  ·  DEPORTES  ·  SOCIALES^  ·  ARCHIVO  ·  MÁS^
PROVINCIALES
INDICE EN BAJA
Los rindes de la soja cayeron hasta un 22 por ciento en la Provincia por la sequía
El dato fue aportado por el último informe de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) tras un relevamiento realizado a 70 asesores y miembros activos de la entidad (que integran unas 1,4 millón de hectáreas cultivadas) a 134 partidos y/o departamentos de aquellas provincias productoras de soja, que conforman el 85 por ciento del área nacional de siembra.
15 de mayo de 2012
La cosecha sojera en el norte argentino y en la zona pampeana muestra pérdidas en los rindes superiores al 22 por ciento producto, de las adversidades meteorológicas que golpearon durante el primer bimestre a los cultivos.

El dato fue aportado por el último informe de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) tras un relevamiento realizado a 70 asesores y miembros activos de la entidad (que integran unas 1,4 millón de hectáreas cultivadas) a 134 partidos y/o departamentos de aquellas provincias productoras de soja, que conforman el 85 por ciento del área nacional de siembra.

Según los técnicos de CREA, la producción de soja en campos pertenecientes a establecimientos vinculados a esta entidad arroja una reducción de un 22,6 por ciento "a causa de la sequía estival".

El estudio refirió además que "esta evaluación aumenta las pérdidas en 1,9 por ciento respecto de la hecha a principios de febrero, cuando se midió una merma del rinde del 20,7 por ciento".

El informe expresó además que la merma de rendimiento "no fue pareja" y destacó que las zonas más castigadas por la sequía fueron el Noroeste argentino, en especial campos ubicados en Tucumán, Salta y Jujuy, Santiago del Estero y Chaco.

Daniel Francarolo, uno de los coordinadores regionales de CREA, explicó que en Tucumán y Salta, sobre todo en la zona este de ambas provincias, la caída en los rindes llegan al 60 por ciento, al pasar de 3.000 kilos recogidos históricamente a unos actuales 1.200 kilos para la presente campaña.

Por el contrario, las zonas que sufrieron menores efectos por la seca fueron los establecimientos agrícolas ubicados en el sudeste bonaerense, con una reducción que se ubica en un rango de 5 al 30 por ciento (sobre 125 mil hectáreas controladas).